Go to content Go to navigation

Trabajo, día 2

(This is a reprint of the original post)

Llevo dos días en el trabajo. De momento no he hecho gran cosa. Me han presentado al personal del departamento (fotos), y todos parecen gente muy maja. También he ido conociendo la infraestructura informática disponible y las tareas que el departamento espera de mi. Pese a que le he dedicado unas cuantas horas, todavía no he podido echar a andar el que va a ser mi ordenador, debido a diversos problemas de hardware.

Supongo que nada de lo que he contado en el párrafo anterior puede considerarse una violación de la cláusula de confidencialidad del contrato (descargar la cláusula en formato Word). El lunes intentaré que me aclaren la otra parte de la cláusula, la que hace referencia a la incompatibilidad con otros trabajos. Espero que tratándose de un contrato a tiempo parcial, esa cláusula no sea válida. Así podría plantearme la posibilidad de buscarme otro trabajo a tiempo parcial (mi nuevo jefe me ha animado también a hacerlo).

Ahora que tengo trabajo, me estoy quedando sin excusas para no comprar un portátil (hoy lo eché mucho de menos). Estoy en la duda de si hacerme con un portátil Centrino, o apuntarme al carro de los iBook. La cuestión de la arquitectura no es muy importante para mi nuevo trabajo (no tengo que usar Visual Basic, por ejemplo), así que a esta hora de la tarde, el iBook tiene muchas papeletas. De hecho, sólo me fastidia que no podría tenerlo en mis manos para cuando me vaya a Madrid a la reunión de desarrolladores de GNOME.

Para cerrar, tengo que agradecer a asjas y a los demás que han organizado para mañana una cena para resarcirme por todas las veces que me han dejado tirado sin cenar anteriormente.